El pasado viernes 19 de mayo, el Centro Escolar Amanecer celebró con sus peques de INFANTIL su ya célebre y entrañable “Noche Mágica”. Las líneas siguientes son el testimonio de Maeva Soriano, Jefa de Estudios de Infantil, testigo directa y privilegiado de la magia de una noche imborrable y mágica para nuestros pequeños alumnos.

“Casi veinte años celebrando la "Noche Mágica" y cada una es única, diferente y especial. Porque la magia se renueva cada año, pasa de unos niños a otros en un proceso que no vemos pero percibimos claramente. Son ellos los que hacen que todo sea especial porque ellos son verdad, ven lo que nosotros no vemos, nos recuerdan día a día cómo es sentir siendo niño, nos ofrecen abiertamente su tierra abonada y nos dejan plantar semillas de emoción, fantasía, amistad, ilusión. Nada puede fallar así.

Todos y cada uno de los que intervenimos en esta experiencia aportamos pasión, esfuerzo, inquietud y, por qué no decirlo, una exigente responsabilidad.
Las horas que compartimos en la Noche Mágica son la punta del iceberg de un trabajo previo que involucra a muchas personas. El equipo de mantenimiento de nuestro cole, impecable, Instalación de telones, luces, montaje y desmontaje de espacios, nos lo ponen realmente fácil.

Servicios fundamentales de hostelería y limpieza, ¿qué haríamos sin ellos? Los churros calentitos, las sábanas limpias, los espacios agradables.

Pendiente de captar cada gesto, cada carita de sorpresa y disfrute, está Ruth, cámara al hombro, observando discretamente para ofrecernos un recuerdo gráfico excepcional.

Nuestros queridísimos amigos de la Charloja Producciones, Encarna y Carlos, que ponen por delante de cada cosa que hacen el amor y el respeto a la infancia, hablan el idioma de los más pequeños, desde la experiencia a la palabra, mirando a nuestros niños a  los ojos, de corazón a corazón. Nos envuelven cada año y nos trasladan a nuestra propia infancia.

La Noche Mágica  con nuestros niños nos hace vibrar con las luces de sus linternas apuntando al techo, saltar de alegría cuando encontramos un tesoro que nosotros mismos hemos colocado poco tiempo antes. Emocionarnos con sus gestos, sus miradas, sus filtros.

Escuchar por la noche que un peque llama a mamá y si acudimos y también se calman,  significa más para nosotros que incluso para ellos.

Ver cómo aprietan contra el pecho el cascabel que sus amigos los duendes les han traído.

Ver cómo esperan impacientes a sus papás para contarles lo que han vivido, y que tienen nuevos amigos, los duendes.

Ver las caras agradecidas de las familias y devolverles su preciado tesoro, contentos y satisfechos por haber vivido una renovada noche.

La magia no es un truco, que nadie se pregunte si la magia existe, porque la magia ES”.

Download Free Designs http://bigtheme.net/ Free Websites Templates

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política