Colegio Alecorcón Amanecer

916 439 092

info@colegioamanecer.es

Avda. Pablo Iglesias, 6

28922 - Alcorcón

las nuevas tecnologías influyen en la atracción hacia historia

Cómo estimular conocimiento de la Historia entre nuestros jóvenes

Nuestro amigo Antonio Taboada (@HISTORIA_SP), Licenciado en Derecho y Graduado en Historia, es un apasionado divulgador de nuestro pasado. En este artículo de opinión nos ofrece su visión sobre el papel de la historia en la enseñanza actual y entre nuestros jóvenes, así como las nuevas, amenas y originales alternativas para acceder a la gran crónica de la Humanidad.

¿Es aburrida la historia? Depende de a quién se lo preguntes tendrás una respuesta u otra. Evidentemente yo no soy objetivo, me apasiona, pero seguramente en las antípodas de mi postura tendremos muchas más opiniones. Influyen una variedad de factores en la ecuación, profesores que hayas tenido, un entorno que te haya influido, que te guste leer…Pero ¿y si no? ¿Qué podemos hacer para que a un joven le parezca atractiva la historia?

Desde hace varios meses tengo un blog,  en el que escribo sobre historia y, desde ese momento, he profundizado en otros ambientes desconocidos para mí. Y como padre de criaturas poco interesadas en mi pasión me he hecho repetidamente esa pregunta.

Pero, pensemos ¿qué les atrae a los jóvenes entre 14 y 20 años? ¿Cómo se comunican? ¿Cómo pasan gran parte del tiempo? Y lo primero que se nos viene a la cabeza es teléfono móvil y consolas de juego. Empecemos por ahí, no pretendamos llegar al fin sin analizar los medios. Si pretendemos sin más que cojan un libro de Virgilio, Suetonio, Duby o Elliot, por citar algunos ejemplos, hemos perdido el partido antes de empezar.

Videojuegos, redes sociales y recreaciones históricas como estímulo

Por eso creo que disponemos actualmente de tres medios que pueden servirnos de estímulo. Ojo, estímulo, para que les resulte atractivo y acaben con Virgilio entre las manos. Uno son los video juegos, el segundo las redes sociales y el tercero el mundo de las recreaciones históricas. Sí, tres medios muy visuales.

Los video juegos. Recientemente, al hilo de mi blog y de las RRSS en las que me muevo, en este caso Twitter, he conocido la labor de @ViridisOculos, historiadora y gamer hasta la médula, como se define, y sus trabajos y opiniones sobre video juegos e historia. Tiene una fantástica entrevista en la revista Descubrir la Historia que aconsejo su lectura. Y en el inicio de la misma ya tenemos toda una declaración de intenciones:

 «En los últimos años, los videojuegos se están sumando a esta tendencia y se han creado grandes títulos que acercan la Historia al amplísimo público de la industria». Hace un paralelismo interesante con la lectura. Cuando lees y te atrae lo que estas leyendo, te cautiva, te engancha a la trama y a los personajes, pues Sofía, que es como se llama, considera que en los videojuegos esa empatía, esa identificación se multiplica. Su argumentación está basada en que el jugador controla al personaje, lo hace suyo, sus experiencias y su mundo. Eso le da más conexión aún. No se acercan a la Historia, la viven de primera mano.

«Y no es lo mismo escuchar, o leer, que ver. Cuando un jugador ve esos templos, escala por sus paredes, y salta desde sus columnas, ya nunca le sorprenderá escuchar sobre la policromía de esos templos. Por supuesto que no: los ha visto».

En este artículo recomienda una serie de videojuegos en los que se experimente el jugar y aprender.

Por cerrar este capítulo solo quiero comentar que los días 28 y 30 de noviembre de 2018 se celebró en la Facultad de Letras, Campus de la Merced de la Universidad de Murcia el II Congreso Internacional Historia y Videojuegos.

Ver y visualizar, clave para atraer el interés por la historia

Otro medio que mencionaba antes eran las propias Redes Sociales. Instagram puede que sea la de mayor atractivo para ellos. En Instagram sigo un sinfín de cuentas que, a través de fotos y dibujos, hablan de Historia. Volvemos a conjugar el verbo ver, visualizar. Y en Twitter sigo otras tantas que conjugan dos vertientes, la de divulgar historia y la del humor. Y lo combinan de forma maravillosa, pueden estar polemizando con cuestiones tribales, pero siempre en «términos históricos» cada uno en su época y en otro momento hacer un hilo sobre un tema serio, sin frivolizar y hablando con propiedad y rigor académico.

Así te encuentras a @PericlesPnyx, @EpaminondasTebas o @EstoesArgos, sólo por citar unos ejemplos. Con un número importante de seguidores. Pero la cuenta de Pericles te puede hacer un hilo todo detallado sobre su biografía, en el del tebano, hilos sobre las grandes mujeres de la Grecia Clásica y en la cuenta del argivo hilos con palabras en griego. No es visual pero la mezcla de humor y divulgación me parece muy interesante y atractiva. Enganchan.

Dejo a un lado las cuentas especializadas que tratan la Historia con todo el rigor divulgativo y de investigación, pero estas están más cerca de lo que puede suponer un libro.

No podemos dejar de lado a YouTube con canales específicos y profesionales de Historia o la bendita moda de los podcasts con reproducciones de audio de todo de temática histórica. El primero mezcla ver con escuchar y el segundo lo basa todo en la palabra escuchada. ¿Quién no puede ir escuchando un podcast mientras camina, corre, monta en bici, está en el gimnasio o en casa?

Por último, un descubrimiento de los más gratificantes, las recreaciones históricas.  Se trata de una actividad en la cual los participantes recrean algunos aspectos de un evento o periodo histórico. Volvemos a conjugar el verbo, ver, visualizar. El recreador histórico no se disfraza, se transforma en un personaje de otra época. Y no es nada fácil. Lo primero que hay detrás de todo esto es una documentación exhaustiva. Un estudio de la época, de las costumbres, la ropa, los complementos, los movimientos, la forma de vida, de todo. No es solo vestirse de romano, es saber ponerse las sandalias, o llevar el gladius o el pilum. Cuando recrean batallas, se estudian los detalles, las armas los campamentos, las posiciones y los ataques. Ver moverse por el cambo un batallón de granaderos del ejército napoleónico con todo tipo de detalles es simplemente impresionante. Las representaciones de batallas de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra Civil están al orden del día.

En España tenemos grupos de recreación histórica que van desde la época prerromana a la guerra civil del 36 pasando por la Hispania Romana, la Edad Media (visigodos, árabes, reconquista…), la Edad Moderna (Tercios) o la Contemporánea (guerra de la independencia). Y hay un calendario de actividades muy completo.

Dejo a un lado el cine y la novela histórica a consciencia.

Pero esto no es estudiar Historia, evidentemente, esto son medios que la hacen más asequible, interesante y atractiva para el público. No todos acabarán cogiendo entre sus manos un libro de Virgilio, Suetonio, Duby o Elliot, pero todo es empezar.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *