Colegio Alecorcón Amanecer

916 439 092

info@colegioamanecer.es

Avda. Pablo Iglesias, 6

28922 - Alcorcón

Experiencia solidaria en Perú de la mano de la ONGD Kulli

Sheila Sánchez y Diana Valdeolmillos son dos profesoras del colegio Amanecer. Además de su actividad docente, las dos tienen una vocación solidaria que han formalizado en la ONGD Kulli, que ejecuta diversos proyectos en la barriada del Centro Poblado Alto de Trujillo (Perú), para alcanzar el desarrollo humano sostenible de familias y menores en situación de pobreza y vulnerabilidad.

Diana ya colaboró con Kulli el año pasado y su reconfortante experiencia sirvió de motivación a Sheila, quien el pasado mes de agosto acompañó a su amiga y compañera, para compartir una vivencia que ha calificado de “genial, intensa y muy emotiva”.

Nuestras protagonistas han colaborado esta vez en la remodelación de la escuela, como podemos ver en este vídeo, además de participar en las actividades con los alumnos, y hasta allí han llevado numerosas guías didácticas y material escolar de todo tipo, gracias a la solidaridad y generosidad de la comunidad escolar del colegio Amanecer. “Nos lo han agradecido muchísimo”, recalca Diana, “ya que es un material difícil de encontrar o que tiene unos precios inalcanzables.”, asegura con cierta tristeza.

Proyectos de cooperación social y educativa

Además del proyecto educativo con 55 niños con edades comprendidas entre los dos y cinco años, Kulli tiene en marcha otras importantes acciones con aproximadamente 100 familias y colectivos femeninos a los que ayudan a cubrir sus necesidades básicas, así como numerosas actividades de integración y formación.

A la pregunta de si aconsejarían esta experiencia a otras personas, tanto Sheila como Diana no dudan ni por segundo: “Por supuesto que sí. Además de la experiencia humanitaria, me quedo también con la experiencia personal, el poder salir de tu zona de confort para seguir creciendo como persona poder y ver el mundo de una manera diferente a la que conocemos”, destaca Sheila. En la misma línea responde Diana, quien asegura que el ser voluntaria de Kulli le ha proporcionado “el tener una visión del mundo distinta, completa, siendo parte activa y descubrir que puedes hacer mucho más por aprender de las situaciones y experiencias que vives fuera”, concluye con una sonrisa de oreja a oreja.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *