Colegio Alcorcon - Amanecer

Avda. Pablo Iglesias, 6

28922 - Alcorcón



Beneficios de la robótica para los niños

Beneficios de la robótica para los niños

La disciplina de la robótica educativa es una materia interdisciplinar que aúna conceptos tecnológicos, matemáticos y científicos, unidos a destrezas que fomentan la creatividad, la imaginación, la destreza y la concentración, tal y como trabaja el Colegio Amanecer de Alcorcón, que ya desde la etapa de Educación Infantil y hasta Bachillerato, lo pone en práctica para lograr que los beneficios de la robótica en los alumnos sea realmente efectiva.

No cabe duda de que, en la actualidad, nuestros niños y adolescentes son nativos digitales. La tecnología, en mayor o menor grado, forma parte de su día a día y los colegios que son conscientes de esta situación, han adaptado su oferta educativa para que la tecnología y la robótica se implanten y convivan con total normalidad junto al resto de asignaturas, ya sea como materia transversal o con identidad propia.

Como destaca Maeva Soriano, jefa de estudios de nuestra etapa Infantil, “es cierto que los niños y niñas son nativos digitales y eso no va a cambiar, yo diría que nunca. La cuestión es que los niños son consumidores pasivos de tecnología. El principal peligro de este uso que hacen nuestros niños es el aislamiento cuando está están frente a un dispositivo y que se utilice como un medio para calmarlos o entretenerlos. Porque la tecnología entretiene y mucho”, apunta.

En el contexto educativo del Colegio Amanecer, la tecnología y la robótica se plantean desde un punto de vista social, activo y colaborativo.

Robótica en Educación Infantil

En Educación Infantil los peques de la casa comienzan su “aventura” tecnológica a los tres años, mediante una sesión semanal con objetivos y contenidos diversos. A esta edad, los alumnos acceden a aplicaciones educativas mediante las cuales refuerzan contenidos propios de su edad, puzzles, historias, diferencias, memories y juego simbólico. “Les ponemos en contacto con diferentes juguetes robóticos para que, en principio, descubran su funcionamiento y lo exploren”, señala Maeva.

Con cuatro y cinco años los alumnos empiezan a marcar objetivos a la hora de jugar con los robots: secuenciación, programación de comandos, consecución deqq un objetivo, etc. También se inician en aplicaciones infantiles de programación por bloques, descubren algunos conceptos como los pixels y componentes como los sensores, descubren por qué se mueve un robot, ruedas, vibración, hélices y energía solar y juegan con la realidad aumentada y códigos QR.

Además de integrar la robótica en sus diversos proyectos de aula, también se incorporan máquinas de sonido, robots que hablan, maquetas sonorizadas, etc. Y, por supuesto, trabajan el aspecto colaborativo con la cámara de fotos dando sus primeros pasos con Stop Motion, lo que también les permite jugar con la galería de fotos.

Para Maeva, la tecnología, en el ámbito educativo, “tiene aspectos muy positivos en cuanto al desarrollo del pensamiento computacional, (secuenciación y ordenación de pasos), resolución de problemas y comprensión de aquello que hay detrás de los dispositivos que les rodean. Desde pequeños aprenden que la tecnología y la robótica no son efecto de la magia sino que es necesaria la intervención humana para estos procesos”, apostilla.

Beneficios de la robótica para los niños.

  • Trabajo en equipo: Muchos de los retos preparados se resuelven trabajando en equipo, lo que contribuye al trabajo cooperativo y a la socialización, así como la puesta en práctica en común de los conocimientos y habilidades individuales.
  • Emprendimiento: A base de experimentar y probar, los alumnos adquieren nuevas habilidades, lo que conlleva un pensamiento automático, incremento de la innovación y, por lo tanto, una mayor motivación para que emprendan sus propios proyectos.
  • Diversión: Los alumnos disfrutan y se divierten creando y construyendo sus propios robots.
  • Pensamiento lógico: Fomenta la lógica y el razonamiento a la hora de llevar a cabo la estrategia de diseño y construcción.
  • Psicomotricidad: el ensamblaje necesario para encajar las piezas de los proyectos/robots requiere de un trabajo de psicomotricidad y coordinación.
  • Creatividad y curiosidad: la imaginación a la hora de diseñar maquetas y robots, así como descubrir cómo se materializan, despierta el interés del alumno por seguir aprendiendo nuevas cosas, a lo que se une mayor capacidad de concentración.
  • Matemáticas y Ciencias: mejora y motiva en la resolución de problemas matemáticos y de razonamiento.

“No obstante”, continúa Maeva, “la tecnología es un complemento, es algo más que pueden aprender los niños sin menoscabar la infinidad de otras actividades tan necesarias o más que la tecnología como son el desarrollo motor, la imaginación, el juego real, los procesos creativos, desarrollo del lenguaje, la interacción social y un largo etcétera. La robótica, la informática y, en general, la tecnología, no deberían ser un saber de ciencias sino algo mucho más general. Por eso, a las siglas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) se ha añadido A, de arte. (STEAM) cuando se habla de proyectos que engloban los aspectos tecnológicos”, recalca Soriano.

Beneficios de la Robótica Educativa en Primaria

Por su parte, en Educación Primaria, trabajamos la asignatura de Tecnología desde varios puntos de vista y uno de ellos es a través de la robótica educativa. En palabras de Rafael Pérez, profesor de Primaria y Coordinador TIC de nuestro centro escolar, “intentamos que la robótica sea interdisciplinar dentro de la tecnología para que nuestros alumnos no solo sean consumidores de tecnología sino que aprendan a “Crear tecnología”, que sean creadores de sus propias máquinas, juegos, etc”, subraya.

De esta manera, la robótica proporciona una serie de beneficios para nuestros alumnos, como es el que aprenden a trabajar por proyectos, a trabajar en equipo, a planificar el trabajo, a diseñar, evaluar el resultado final y las formas de mejorarlo. Además, se fomenta la creatividad y el pensamiento lógico, “pero sobre todo disfrutan y se divierten creando”, apunta Pérez.

De todo ello extraemos, como conclusión, que la introducción de asignaturas relacionadas directa o indirectamente con las TICs es necesario para la innovación educativa que innova nuestra actual sociedad de nativos digitales, alumnos proactivos capaces de construir sus propios proyectos educativos guiados por sus profesores. Y es que, con sentido común, con la teoría llevada a la práctica, con la pasión por enseñar y aprender todos estos nuevos conceptos, es indudable que la robótica proporciona numerosos beneficios a los niños.

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Elija si acepta o rechaza el archivo de cookies basado en su navegación.    Más información
Privacidad