Colegio Amanecer - Alcorcón

Avenida de Pablo Iglesias, 6 28922 Alcorcón - Madrid



Colegio Amanecer - Alcorcón
Colegio Amanecer - Alcorcón
Avenida de Pablo Iglesias, 6 28922 Alcorcón - Madrid

91 643 90 92



modelo frente al acoso escolar

Los expertos nos distinguen como colegio modelo frente al acoso escolar

El Colegio Amanecer ha sido distinguido por expertos en la prevención frente al acoso escolar como centro modelo en la formación en valores, inteligencia emocional y prevención en riesgos de las redes sociales frente al acoso escolar y el ciberacoso. Ambas son problemáticas diferentes, pero estrechamente relacionadas ya que se pueden producir de manera directa tanto en los centros educativos como a través de los diferentes dispositivos móviles existentes y con consecuencias que pueden causar daños irreparables en los jóvenes afectados, así como en su núcleo familiar y social.

Rebeca Cordero, socióloga, docente y miembro del grupo ‘Conocimiento-Investigación en Problemáticas Sociales’ de la Universidad Europea, aseguró, con motivo de la conmemoración el pasado 4 de noviembre del Día Internacional contra la Violencia y el Acoso en la Escuela, que para poner freno al acoso y al ciberacoso es necesario que los colegios formen en valores, inteligencia emocional y riesgos de las redes sociales, que los padres acorten las distancias con sus hijos y los entornos en que estos se mueven y que los niños alcen la voz ante lo que vean injusto y no lo eviten por miedo a ser “el chivato”.

Tal y como explica y destaca Rebeca en este reportaje, “el acoso escolar se ha venido produciendo a lo largo de todos los años desde que la escuela es escuela. Así, se fue conceptualizando hasta adquirir la etiqueta de ‘bullying’, y, dependiendo de los centros, había más o menos intervención para prevenirlo o paliarlo. La función de la comunidad educativa es importante, así como la intención de los centros para trabajar en la prevención más que en la actuación a posteriori. Cuando se produce es difícil intervenir porque no siempre es denunciado por quien lo sufre”, subraya.

El ciberacoso se ha acentuado durante todo el periodo de la pandemia

En esta línea, el Colegio Amanecer siempre se ha ocupado y preocupado por esta cuestión, estableciendo una efectiva estrategia, con numerosas acciones preventivas y de resolución de conflictos, encuadradas en su Plan de Convivencia integral.

Bajo esa labor preventiva lo primero que se hace en el Colegio Amanecer es escuchar al alumno, que hable y que identifique en qué se ha equivocado. Si no lo identifica, se le hace entender con diálogo, respeto, empatía, colaboración y otros valores que en las clases se trabajan en distintas áreas para que el alumno reflexione y, a continuación, comente qué va a hacer para que ese problema no se repita. Es decir, se trata de generarle una asimilación natural, hacerle ver que no va a estar solo y que vamos a ir con él de la mano para ayudarle a solventar el conflicto.

Entre estas destacadas acciones de resolución de conflictos, podemos destacar un completo programa que el colegio puso en marcha desde hace ya tiempo, para lograr una rápida adaptación de los alumnos al curso escolar y al colegio, sobre todo aquellos que, por vez primera, llegan a nuestro centro, mediante numerosas acciones y dinámicas de cohesión de grupo, un plan de acogidaconvivencias fuera del aula, charlas de otros alumnos  y otras actividades encaminadas a este fin.

Antes de acceder a este entorno digital, debemos aprender y poner en práctica una serie de premisas para que navegar por la red no nos haga encallar y ponernos a la deriva digital.

En esta fase, el papel de los tutores y profesores es fundamental para la rápida adaptación de los alumnos a la dinámica de las clases. Para ello, programan una serie de actividades muy variadas durante los primeros meses de curso, para que los alumnos se conozcan entre sí, adquieran confianza y se genere un buen clima dentro del aula, siendo principios clave el respeto, la colaboración y la solidaridad.

Y es que lo importante es que un niño venga al colegio contento y seguro. Esa seguridad debe ir refrendada por el tutor, sus profesores y sus compañeros. Desde el centro, queremos que el niño tenga la certeza de que jamás se va a sentir solo, y ello implica un trabajo preventivo y que el alumno identifique lo bueno de lo menos bueno, reforzando lo positivo y jamás desde la amenaza. El éxito no es solo resolver un conflicto, sino el trabajo diario sobre convivencia y la implicación de todas las partes.

Programa pionero de Alumnos Ayudantes TIC en el colegio

Uno de los “proyectos estrella” y que ha recibido elogios y reconocimientos de la comunidad escolar y de numerosas instituciones externas es el Programa de Alumnos Ayudantes TIC del Colegio Amanecer, puesto en marcha hace ya 7 años, en colaboración directa con el Proyecto de Alumnos Ayudantes TIC creado por el psicólogo, profesor y escritor José Antonio Luengo, en el que los alumnos de 3º de ESO enseñan a sus compañeros “pequeños” de 4º, 5º y 6º de Primaria cómo protegerse en las redes sociales, qué riesgos existen con determinados videojuegos y aplicaciones, cómo afrontar los posibles peligros y cómo utilizarlas estas nuevas tecnologías de manera segura. Y podemos asegurar y confirmar que, transcurrido todo este tiempo, el programa ha sido y está siendo un éxito total.

Un éxito que, como asegura Elena Olmedo, jefa de estudios de Secundaria de nuestro colegio y coordinadora del Programa de Alumnos Ayudantes TIC, se debe, entre otras razones, “al hecho de que los alumnos mayores dialogan de tú a tú con los más pequeños, intercambian experiencias y esto les llega más que si se lo explicara un adulto. Los alumnos de Primaria les escuchan y aplican sus consejos, les preguntan cómo protegerse y todo ello con un grado de intimidad que, quizás, no lo consigue un adulto”, recalca.

Nuestros Alumnos Ayudantes TIC previamente reciben una formación especializándose en redes sociales y en las TIC y, como destaca Elena, “para ellos es una experiencia humana muy enriquecedora. Sin duda, lo que más les gusta es cómo se sienten, cómo se emponderan a sí mismos y cómo notan que están ayudando a los más pequeños. Se sienten útiles, queridos por otros niños que les necesitan. Esto les llena mucho y les hace entender que se puede aprender no solo por las notas, sino por aportar algo a la sociedad como seres humanos, ayudándose los unos a los otros”, subraya y concluye Olmedo.

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *