Colegio Alecorcón Amanecer

916 439 092

info@colegioamanecer.es

Avda. Pablo Iglesias, 6

28922 - Alcorcón

plan de convivencia

Cómo resolver los conflictos entre alumnos en el colegio

En toda convivencia entre seres humanos es inevitable que, en algún momento, surjan conflictos o discusiones. Si lo trasladamos a la llegada de los niños al colegio, momento en el que interaccionan con su entorno hasta que salen del centro, es normal que se generen diferencias que los adultos, en trabajo específico con ellos, deben abordar para evitar que se conviertan en algo más que un conflicto.

En estos primeros años de convivencia, lo importante es que los niños sepan distinguir y tratar sus diferencias porque, al igual que ocurre entre los adultos, los conflictos también se producen entre los pequeños y nada ocupa y preocupa más a unos padres que el que sus hijos no sean felices en el colegio por un conflicto mal resuelto.

Destaca la psicoterapeuta María Jesús Ávila que es necesario trabajar la inteligencia emocional de los niños, “tanto en casa como en el colegio, para que se enfrenten a las dificultades porque se les sobreprotege en exceso y se impide que desarrollen esas técnicas cruciales y trabajen su autoestima. Una persona con poca autoestima no sabe quererse y va a ser un muñeco con el que hagan con él lo que quieran”, recalca.

En la misma línea, Remedios Delgado, Jefa de Estudios de Primaria del Colegio Amanecer, señala que “lo primero es reconocer que ser padres no es fácil ya que en torno al niño gira todo un mundo complejo. Hay que quitar a los padres esa parte de autoculpa cuando un niño no siempre se comporta adecuadamente. Los niños tienen que tener una experiencia en valores para aprender de sus errores y ser responsables de sus actos. No hay que sobreprotegerles y es importante que afronten los problemas para que en la madurez sepan diferenciarlos y resolverlos. Por eso, en estos primeros años de su educación, el papel de las familias, profesores y tutores es muy importante, escuchándoles, ayudándoles y colaborando con ellos”, subraya.

Ahora bien, ese aprendizaje inicial debe partir de los adultos, reafirmando un mensaje único y de consenso ante el niño: “Es normal que un niño se equivoque. Quienes no nos podemos equivocar cuando les transmitimos un mensaje somos las familias y los tutores. Los puntos de vista diferentes de los adultos se deben poner en común, en una única postura y con un mensaje consensuado, de lo contrario el niño tendrá problemas para diferenciar entre lo correcto y lo incorrecto. No distinguirá los problemas ni cómo actuar ante ellos”, enfatiza Remedios.

El alumno nunca va a estar solo ante un conflicto

La pregunta “del millón” es, entonces, cómo se resuelven los conflictos entre los niños, evitar que un pequeño se sienta acosado por otro u otros. Remedios señala que en el Colegio Amanecer, bajo un exitoso y práctico Plan de Convivencia, se trabaja desde dos perspectivas, una de prevención y otra de resolución de problemas: “En esa labor preventiva lo primero que hacemos es escuchar al alumno, que hable y que identifique en qué se ha equivocado. Si no lo identifica, se lo hacemos entender con diálogo, respeto, empatía, colaboración y otros valores que trabajamos en distintas áreas para que reflexione y, a continuación, comente qué va a hacer para que ese problema no se repita. Es decir, se trata de generarle una asimilación natural, hacerle ver que no va a estar solo y que vamos a ir con él de la mano para ayudarle a solventar el conflicto”, manifiesta.

Este trabajo de asimilación natural del alumno lo trabajan todos los profesores pero, en especial, es clave la figura del tutor, ya que este recoge la respuesta de los niños así como toda la información que aportan los profesores. Al ser una persona      muy cercana al niño, tiene complicidad con él, ve posibles problemas y no deja que se generen.

Y es que, como reitera Remedios, “lo importante es que un niño venga al colegio contento y seguro. Esa seguridad debe ir refrendada por el tutor, sus profesores y sus compañeros. Queremos que el niño tenga la certeza de que jamás se va a sentir solo, y ello implica un trabajo preventivo y que el alumno identifique lo bueno de lo menos bueno, reforzando lo positivo y jamás desde la amenaza. El éxito no es solo resolver un conflicto, sino el trabajo diario sobre convivencia y la implicación de todas las partes”, aclara.

Y a fe que los distintos programas puestos en marcha están dando resultado, ya que el número de conflictos muestra, desde la implantación del Plan de Convivencia del colegio Amanecer, una tendencia a la baja: “Sabemos qué tipo de problemas nos podemos encontrar en las aulas”, afirma Remedios y, en base a ello, desde el centro se actúa con distintas medidas y acciones concretas.

Así, en Primaria, los alumnos de primer curso empiezan con un “Plan de Acogida a niños nuevos” y un “Plan de Cohesión de grupos” que se acomete en el primer trimestre. En el segundo y tercer trimestre se trabajan más temas, siempre de respeto y empatía, y luego otros más específicos como saber controlar un enfado, qué es el acoso escolar, trabajo de diferenciación y respeto a uno mismo, así como diferencias entre “ser chivato y contar lo que me pasa”, es decir, enseñar al alumno la diferencia entre uno y otro. Antes, los compañeros no se atrevían a contar si veían un conflicto con otro niño porque el acosador les acusaba de “chivato” y ahora sí, sabiendo que con ello están ayudando al compañero que es acosado porque este último no siempre cuenta el problema que está viviendo. De ahí la labor activa de los compañeros que observan, así como el apoyo del tutor y de los profesores.

El colegio desarrolla este trabajo a través de debates, cortos de cine, libros y lecturas, charlas de alumnos ayudantes (empiezan en 5º Primaria. Los alumnos de 6º dan charlas a los más pequeños, relacionados con labores preventivas de concienciación), talleres externos (Cruz Roja, Mapfre y Comunidad de Madrid) y trabajo transversal en todas las áreas para que sea una asimilación natural.

Un plan de convivencia debe ser preventivo

Gracias a todas estas medidas los conflictos de acoso entre iguales han disminuido cada vez más. Los niños están identificando, cada vez mejor, dónde y cuándo se puede generar un conflicto y cómo evitarlo.

Sin embargo, como matiza Remedios, en los últimos tiempos está surgiendo un nuevo conflicto que viene del mundo del fútbol, no en otros deportes, y que está “generando rivalidad entre los niños. El fútbol mueve masas y los niños son seguidores e imitadores de los futbolistas, de lo que ven, de los gestos y de una rivalidad que no siempre es sana, compitiendo por ser el mejor, el que más destaca. Debemos concienciarnos todos de este problema, familias, entrenadores y profesores. Desde el Colegio Amanecer trabajamos los valores  en el área de Educación Física y en el deporte” apunta.

Refrendando las palabras de Remedios, nuestro psicólogo y responsable del Departamento de Orientación, Javier Rueda, destaca que “un plan de convivencia no tiene sentido si no es preventivo. La convivencia escolar es responsabilidad de todos, familias, profesores y tutores, para que se genere el mejor ambiente posible. Y ahí es muy importante comunicar a los tutores y profesores cualquier tipo de conflicto que se detecte. Y eso no es ser chivato, al revés, es ayudar a una persona y compañero que lo pueda estar pasando mal. En cualquier caso, cada día más estamos aprendiendo a mejorar y afrontar los conflictos. Esa es la verdadera utilidad del conflicto, que los alumnos se den cuenta de lo que han hecho mal y les sirva para aprender y madurar”, afirma Javier, quien destaca también la figura y la labor del Alumno Ayudante, “elegido por sus propios compañeros y que es clave en esa primera intervención para resolver un conflicto entre iguales”, subraya.

One Response to “Cómo resolver los conflictos entre alumnos en el colegio”

  • Mix-Movie.com / Responder

    En nuestro centro educativo, utilizamos como herramienta ante esta situacion la mediacion entre iguales para mejorar la gestion de momentos conflictivos.


Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *