Colegio Alecorcón Amanecer

Avda. Pablo Iglesias, 6

28922 - Alcorcón

La formación online es una realidad en los colegios

“La formación online es un hecho y una opción”, por Joaquín Danvila

Este artículo que reproducimos a continuación, ha sido elaborado y redactado por Joaquín Danvila, Responsable de Desarrollo Digital y Formación online en IEB, así como experto en Marketing offline y online, dentro del evento online organizado por el Colegio Amanecer de Alcorcón que, bajo el título de “Retos de la Educación tras el coronavirus”, pretende analizar cómo esta pandemia ha afectado a la comunidad escolar y qué enseñanzas nos puede proporcionar de cara al futuro inmediato.

Tras esta etapa novedosa e imprevista que hemos sufrido con motivo del Covid, han sido muchos los cambios que hemos vivido en la sociedad, pero también han sido muchos los aprendizajes y las lecciones que nos harán ser mejores, sin duda, en el futuro.

Dentro de los sectores más afectados por esta situación, está el de la Educación y la Formación. Un sector muy basado en la presencialidad que ha visto en la imposibilidad de asistencia física a los centros, un rápido paso a la formación online como una salida de emergencia.

Es cierto que ha requerido un cambio profundo, no sólo en los profesores, los alumnos o las instituciones educativas, sino que en gran medida se ha extendido a las familias y en general a toda la sociedad.

Y es que rara es la unidad familiar que no haya vivido, más de cerca o más colateralmente en entornos cercanos, la situación de clases virtuales a todas las edades, sesiones de videoconferencia para continuar con los programas formativos, ejercicios online, exámenes por internet e incluso Congresos multinacionales y eventos de formación realizados en streaming.

La formación online es una opción y un hecho, no un mal menor

El esfuerzo ha sido grande por todas las partes, pero nos ha dejado grandes mensajes. El primero de ellos es que, haciéndolo bien y disponiendo de infraestructuras adecuadas, la formación online ha pasado a considerarse como una opción y no como un mal menor.

Entre docentes y alumnos con poca experiencia, seguro que ha habido muchos puntos de mejora, pero a lo largo del último trimestre, hemos avanzado en aceptación de todo lo que podemos hacer a distancia y de las necesidades de adquirir las habilidades necesarias en el entorno del aprendizaje a través de medios online.

En el entorno formativo, muy probablemente hayamos evolucionado años dentro de la digitalización de procesos, es bastante posible que a partir de ahora, la Formación online sea la solución elegida por los que prefieren estudiar y trabajar, por aquellos que quieren seguir formándose y no podían por limitaciones físicas, geográficas o de horarios.

Hemos podido comprobar que captar la atención, trabajar en equipo, reunirse, estudiar, formar…en el entorno online, requiere de ciertas habilidades realmente necesarias para desenvolvernos en un mundo cada día más global y digital.

Así pues, el crecimiento de la formación online es un hecho, hemos tenido aprendizaje y entrenamiento durante unos meses para hacerlo cada vez mejor, pero, sobre todo, hemos comprobado que es una vía con sus inconvenientes, pero también con sus grandes ventajas.

la formación online trae nuevas oportunidades en educación

Al margen de la formación puramente online, la tecnología y los procesos de estos últimos meses, han demostrado que se puede trabajar en entornos virtuales donde se pueda debatir, participar en foros, contar con la intervención de expertos que no tienen por qué desplazarse al Centro de Formación, se ha comprobado que la información del seguimiento del alumno puede hacerse online, que un alumno que tenga que faltar por causas médicas puede asistir en remoto a clases grabadas, que la comunicación a través de los nuevos canales queda registrada, controlada y compartida.

En definitiva, es deseable que evolucionemos, lo hemos hecho en los últimos meses y sería un error no evolucionar con lo aprendido, ya que las limitaciones de la formación presencial tradicional pueden resolverse aprovechando los métodos hoy utilizados como solución de emergencia.

Como conclusión, la vuelta a las Aulas todavía no está claro cómo se llevará a la práctica, pero que ha llegado un cambio radical en la formación, es un hecho. La formación del futuro será en conocimientos pero también en habilidades, será más abierta, más flexible, más cercana…pero sobre todo, será más digital.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *